Imprimir

Origen y desarrollo de la Presencia de los Hermanos de las Escuelas Cristianas en Venezuela

Escrito por Oficina Nacional La Salle Venezuela. Publicado en Historia

La incipiente educación que se impartía en Barquisimeto a comienzos de 1911, hizo que un grupo de destacados caballeros de aquella sociedad, preocupados por la formación de sus hijos, resolvieran la creación de un colegio de primera y segunda enseñanza. Quien propuso esta idea, entre otros, fue el comerciante francés don Eduardo Lindheimer, quien insinuó confiar el nuevo establecimiento a la congregación fundada por Juan Bautista de La Salle (1651-1719).

Para lograr su propósito, se constituye una Junta de Padres de Familia quienes hacen saber su proyecto al Padre Pierre Michaud, Director del Colegio Francés de Caracas. Éste, al enterarse de la petición, escribe el 22 de agosto de 1911, en nombre y representación del Obispo Monseñor Agüedo Felipe Alvarado y de la Junta promotora de Barquisimeto,  al Hermano Gabriel Marie, para ese entonces Superior General de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, manifestándole el interés del Obispo de constituir un colegio de internado-externado para jóvenes en Barquisimeto para lo cual se requería de tres o cuatro hermanos para regentarlo.

El 12 de octubre de ese mismo año, el Hermano Viventien Aimé en su carácter de Asistente encargado de las escuelas de América Central, Colombia y Ecuador responde a la solicitud del P. Michaud, recomendando ponerse en contacto con el Hermano Hélion, Visitador del Distrito de Panamá. Al recibir el Obispo esta información reunió a la Junta de Padres de Familia para que de común acuerdo invitaran al Hermano Hélion a conocer la ciudad de Barquisimeto, capital del Estado Lara, y además, le pide que indique la fecha de su llegada para preparar y firmar el contrato.

Imprimir

Herencia

Escrito por Oficina Nacional La Salle Venezuela. Publicado en Historia

El acontecimiento de 1694 y el dinamismo que nace con él no surge por casualidad: está dentro de un proceso, es fruto de ese proceso, y sólo se descubre su sentido al contemplarlo dentro de dicho proceso.

  • 1682-84: Se produce la renuncia de La Salle a su canonjía y a sus bienes: no es por un ansia de perfección o por dar ejemplo a los maestros, sino por asegurar la comunidad que debe servir a los pobres. Era el reto que le había planteado N. Barré: “estar con ellos y ser como ellos”.
  • 1684-86: Los primeros gestos de la comunidad para institucionalizar su identidad: nombre, hábito, reglamento... }
  • 1686-1690: La comunidad madura y da los primeros pasos hacia la universalización, al mismo tiempo que experimenta las primeras tentaciones fuertes, desde fuera, para limitar el alcance de la comunidad lasaliana

La crisis de 1690 -la mitad de los Hermanos abandonan la comunidad lasaliana pone de manifiesto, sobre todo, esta falta de horizonte interno, el compromiso personal que sólo puede provenir del hombre interior, bien afianzado en Dios, en comunión con sus hermanos y responsable de la obra que Dios le ha encomendado.

Imprimir

Historia del Distrito

Escrito por Oficina Nacional La Salle. Publicado en Historia

La primera petición que conocemos para fundar un colegio regentado por Hermanos de las Escuelas Cristianas en Venezuela, la hace el Padre Santiago Florencio Machado Oyarzábal al Superior General Hno. Joseph, el 24 de diciembre de 1894, solicitando el establecimiento de un colegio en Villa de Cura y otro en La Victoria.
La incipiente educación que se impartía en Barquisimeto a principios de siglo, hizo que un grupo de caballeros de aquella sociedad, preocupados por la formación de sus hijos, resolvieran la creación de un colegio de primera y segunda enseñanza. El alma y propulsor de esta idea fue, entre otros, el comerciante francés, don Eduardo Lindheimer, quien insinuó confiar el nuevo establecimiento a la congregación fundada por Juan Bautista de La Salle. Para lograr su propósito, se constituye una Junta de Padres de Familia quienes hacen saber su proyecto al Padre Pierre Michaud, Director del www.pointcoinstar.com Colegio Francés de Caracas. Éste, al enterarse de la petición, escribe el 22 de agosto de 1911, en nombre y representación del Obispo Monseñor Agüedo Felipe Alvarado y de la Junta de Barquisimeto,  al Hermano Gabriel Marie, Superior General de los Hermanos de las Escuelas Cristianas, manifestándole el interés del Obispo de crear un colegio de internado-externado para jóvenes en Barquisimeto. El 12 de octubre de ese mismo año, el Hermano Viventien Aimé,  en su carácter de Asistente encargado de las escuelas de América Central, Colombia y Ecuador,  responde a la solicitud recomendando ponerse en contacto con el Hermano Hélion, Visitador del Distrito de Panamá, indicando, entre otras cosas, que lo instaran a visitar la ciudad de Barquisimeto.