Imprimir

Meditación de Juan Bautista de La Salle sobre San Bernabé

Escrito por Hno. Antón Marquiegui. Publicado en Espiritualidad

Punto I.
MF 134,1,1

San Bernabé fue uno de los primeros en unirse a los apóstoles después de la Ascensión de Jesucristo y en demostrar singular desprendimiento de los bienes de la tierra; pues según lo que san Lucas refiere en los Hechos, poseía un amplio terreno, lo vendió y puso el precio a los pies de los apóstoles 1. Por lo cual, desde entonces, gozó de la especial estima de los discípulos y de todos los fieles, y fue destinado a grandes empresas en la Iglesia, tanto por los apóstoles como por la divina voluntad, que se manifestó al respecto 2.

MF 134,1,2
No es fácil imaginar el bien que una persona desprendida puede realizar en la Iglesia. La razón es que en el desprendimiento se manifiesta mucha fe, puesto que uno se abandona entonces a la providencia de Dios, como el hombre que se hace a la mar sin velas ni remos. Pidan a Dios, por intercesión de san Bernabé, el desinterés, tan necesario en su profesión; y por su parte, pónganse en disposición de adquirirlo.

Punto II.
MF 134,2,1
El desprendimiento de san Bernabé le mereció tal abundancia de fe y de espíritu de religión, que san Lucas, haciendo su elogio en pocas palabras, dice que era hombre lleno de bondad, henchido del Espíritu Santo y de fe 3  Esa bondad que lo llenaba y la ternura que sentía hacia el prójimo hicieron que los apóstoles, durante cierta hambre que sobrevino, le encargaron, junto con san Pablo, de distribuir en Antioquía las limosnas que enviaban de Jerusalén 4 Y la fe y el Espíritu de Dios de que estaba animado le hicieron realizar varios milagros, que dieron motivo para que fuera tomado por un dios, al igual que san Pablo 5

MF 134,2,2
¿Procuran mostrar tanta bondad y afecto a los niños que instruyen como los que sentía san Bernabé hacia aquellos a cuya conversión y salvación se dedicaba? Cuanta más ternura sientan por los miembros de Jesucristo y de la Iglesia que les están confiados, tanto más producirá Dios en ellos admirables efectos de la gracia.

Punto III.
MF 134,3,1

Aunque san Bernabé no fuera uno de los doce apóstoles, poseyó, sin embargo, en plenitud la gracia del apostolado. Según el relato de san Lucas, fue el Espíritu Santo mismo quien les dijo, mientras algunos discípulos ofrecían sacrificio al Señor y ayunaban, que separaran a Saulo y a Bernabé para destinarlos a la obra a la que los había llamado. Por lo cual los discípulos le impusieron las manos, igual que a san Pablo 6.
Enviado por el Espíritu Santo, produjo en Antioquía tan grandes frutos, por la predicación del Evangelio, que, como dice san Lucas, hubo numerosas personas en aquel lugar que se convirtieron al Señor; y fue en Antioquía donde, por primera vez, los discípulos fueron llamados cristianos 7. Con san Pablo, fue también el primero que predicó el Evangelio a los gentiles.

MF 134,3,2
Si, como san Bernabé, están llenos de fe y del Espíritu de Dios, como deben estarlo en su empleo, serán la causa de que aquellos a quienes instruyen sean cristianos; y no sólo de nombre, sino de que tengan también su espíritu y su proceder, y de que se hagan admirar por su piedad.

NOTAS: 
MF 134,1,1:  1 Hch 4,36-37. –  2 Cf. Hch 13,2. – MF 134,2,1: 3 Hch 11,24. – 4 Cf. Hch 11,28-30. –5  Cf. Hch 14,2-13. – MF 134,3,1: 6  Hch 13,2-3. – 7  Hch 11,24-26.
Imprimir

Nuestro Fundador(Espiritualidad Lasallista)

Escrito por Oficina Nacional La Salle Venezuela. Publicado en Espiritualidad

La Espiritualidad lasallista se asienta sobre la experiencia del encuentro con Dios que ha tenido Juan Bautista de La Salle, desarrollándose como una “espiritualidad de la mediación”, pues descubre a quienes la seguimos como instrumentos en la Obra de Dios, como mediadores de sus obra salvadora con los jóvenes, con las personas que servimos, ministros y representantes de Jesucristo, palabra viva de Dios para aquellos a los  que somos enviados…

En la experiencia de comunidad vivida por San Juan Bautista de La Salle con sus Hermanos laicos, ha transmitido una espiritualidad que ha sintetizado en la expresión “espíritu de fe”, “fe y celo” que es una actitud existencial que engloba toda la vida, un modo de situarse en el mundo y de buscar y encontrar a Dios.

Imprimir

Escritos de Nuestro Fundador

Escrito por Oficina Nacional La Salle Venezuela. Publicado en Espiritualidad

Se encuentran en Obras completas de San Juan Bautista de La Salle
La obra impresa en tres tomos ha sido patrocinada por las Conferencias de Hermanos Visitadores de la  Agrupación Regional de España y Portugal (ARLEP) y de la Región Latinoamericana Lasaliana (RELAL). Ediciones San Pío X

Contenido:

1.    Reglas Comunes de los Hermanos de las Escuelas Cristianas
2.    Reglas del Hermano Director
3.    Escritos Personales:

  • Memoria  sobre los orígenes
  • Memoria sobre el hábito
  • Voto heroico
  • Fórmula de votos
  • Memoria a favor de la lectura en francés
  • Prefacio (para un tratadito)
  • Reglas personales
  • Testamento

4.    Colección de viarios trataditos
5.    Directorios
6.    Explicación del Método de Oración Mental
7.    Meditaciones

  • Meditaciones para todos los domingos
  • Meditaciones para las fiestas principales del año
  • Meditaciones para los días de retiro

8.    Cartas

  • Cartas autógrafas
  • Cartas copiadas
  • Cartas impresas

9.    Guía de las Escuelas
10.     Reglas de cortesía y urbanidad cristianas
11.     Deberes del Cristiano para con Dios I
12.     Deberes del Cristiano para con Dios II
13.     Deberes del Cristiano III
14.    Compendio Mayor de los Deberes del Cristiano
15.     Compendio Menor de los Deberes del Cristiano
16.     Instrucciones y Oraciones para la santa misa, la confesión y la comunión.
17.     Ejercicios de Piedad que se hacen durante el día en las Escuelas Cristianas
18.     Cánticos espirituales.